Si queréis saber cual es posicionamiento de la asociación ASA (arquitectura y sostenibilidad), ante el anteproyecto no tenéis más que seguir leyendo.

 

Estimados señores,

A través de la presente, como Presidente de la Asociación Sostenibilidad y Arquitectura, se presentan una serie de alegaciones y sugerencias para la modificación del “Anteproyecto de Ley de Rehabilitación, Regeneración y Renovación Urbanas” (LRRRU) impulsado por el Ministerio de Fomento. En este sentido, las propuestas que a continuación se describen tratarán de dotar a este Anteproyecto de un verdadero sentido de contribución “a la sostenibilidad ambiental, a la cohesión social y a la mejora de la calidad de vida de todos los ciudadanos, en los espacios urbanos“, espíritu que recoge el propio texto en su “Exposición de Motivos” pero que, como se verá, resulta absolutamente incompatible con el desarrollo posterior del articulado.

El Anteproyecto de LRRRU incide de forma notable sobre aspectos económicos, sociales, urbanos y medioambientales. Parece razonable pensar en la Rehabilitación como uno de los puntales de recuperación económica en el caso de España, aprovechando esta coyuntura para la mejora de la eficiencia energética del parque construido, reduciendo la demanda de energía y emisiones de CO2 o GEI del País y, por lo tanto, convergiendo hacia las exigencias estratégicas en política  medioambiental establecidas desde la Unión Europea.

Sin embargo, la forma de conseguir este objetivo no parece la más indicada en los aspectos social y urbano; en este sentido, la LRRRU pretende atribuir a los propietarios, comunidades y cooperativas de vivienda la obligación de costear obras hasta un 50% del valor de la vivienda, amenazando con sanciones administrativas e incluso con la expropiación en caso de no asistir al “deber de conservación de la edificación” (ver comentarios Artículo 4). Parece muy grave, dada la situación económica actual y la gran tasa de desempleo, que el poder legislativo en nombre de una supuesta “sostenibilidad”, actúe de una manera tan desmedida, injusta e incluso posiblemente ilegal por afectar “vía urgente” a derechos fundamentales que figuran en el Art. 1 de la Constitución.

El espacio público es el otro gran afectado por esta LRRRU. Se propone nada más y nada menos que su conversión, automática e indiscriminada, en solar edificable, espacio susceptible de ser incorporado a la edificación mediante un volumen (privado) además “no computable” y “sin deberes urbanísticos ni cesiones”, admitiéndose el aumento de edificabilidad y el número de viviendas de una edificación. Los procesos especulativos tienen el terreno abonado, tal y como aparece argumentado en los comentarios a los Artículos 10, 12, 14 y 15.

 

Por último, señalar la escasa utilidad del Informe de Evaluación de los Edificios (IEE). Los documentos que lo definen tan solo hacen referencia a la Edificación (conservación, accesibilidad y eficiencia), olvidando que la mejora de estas categorías pasa necesariamente por la Regeneración Urbana y la toma en consideración, y participación en el proceso, de los habitantes (ver comentarios Artículos 5 y 8). Además, se considera indispensable la inclusión en las regulaciones de las condiciones generales que deben cumplir las Empresas Constructoras finalmente adjudicatarias de las obras a las que se refiere esta LRRRU: la eficacia y la eficiencia de las soluciones apuntadas en los IEE y posteriores proyectos de ejecución que fueran necesarios, dependerá en gran medida de la regeneración de un sector (el de la construcción) no abordada hasta el momento, tampoco en esta Ley, especializando y formando a empresas y operarios, y estableciendo unos márgenes acotados de beneficio para estas operaciones.

Esperando que esta información sea de utilidad, se adjunta a continuación una revisión pormenorizada con comentarios del Anteproyecto de Ley en su conjunto. Se indica entre comillas las citas a la propia LRRRU.

 Si quieres descargar las alegaciones completas para cada artículo y apartado de la Ley, pincha aquí.

 

En Madrid a 18 de Marzo de 2013.

 

Miguel Ángel Díaz Camacho.

Dr. Arquitecto, socio 181 y Presidente de ASA.

Para contactar con ASA:

Web de ASA

Facebook de ASA

Twitter de ASA

Correo de ASA: info@sostenibilidadyarquitectura.com

 

* Este artículo ha sido escrito con carácter divulgativo y sin ningún tipo de ánimo de lucro. Así que si te apetece compartirlo en cualquier otro medio, estaremos encantados de que lo hagas siempre y cuando cites el lugar donde lo has encontrado.

 

* ASA, Asociación Sostenibilidad y Arquitectura es una asociación de arquitectos y urbanistas que integra los trabajos que se llevan a cabo sobre sostenibilidad, medio ambiente, biodiversidad y cambio climático, para potenciar su aplicación, difusión, investigación y colaboración.

* Los editores de esta publicación digital no nos hacemos cargo de de los comentarios y  conceptos vertidos en los textos firmados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores.

* Tu comentario pudiera ser moderado, por lo tanto, antes de aparecer en la entrada, los editores de esta publicación digital nos reservamos el derecho tanto de editarlo (si fuera necesario, para hacerlo más legible) como de eliminarlo en el caso de que se usen expresiones incorrectas (descalificaciones, palabras malsonantes…). A su vez, si quieres comentar desde el anonimato puedes hacerlo, aunque, nosotros personalmente, agradecemos que tod@s nos podamos identificar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies