Ya estamos de vuelta de un agosto menos activo en la red, pero no fuera de ella. Así que, la entrada de hoy es la visión de la junta directiva de ASA, sobre un tema de máxima actualidad: Real Decreto de autoconsumo eléctrico.

 

El actual sistema energético español es un modelo centralizado y dominado por cinco empresas eléctricas que actúan como un oligopolio completamente opaco al ciudadano. Con la publicación del Real Decreto 9/2013, por el que se adoptan medidas para garantizar la estabilidad financiera del sistema eléctrico, el Gobierno de España comienza una esperada reforma del sector eléctrico, que en principio debe clarificar y reducir la gran incertidumbre que estaba afectando a todo el sector, con problemas tan graves como el déficit de tarifa acumulado durante años.

El siguiente paso en esta reforma energética ha sido la remisión, por parte de la Secretaría de Estado de la Energía a la Comisión Nacional de Energía (CNE) de la propuesta de Real Decreto que ha de regular las instalaciones de suministro de energía para autoconsumo. Todo el sector de las energías renovables, y muchos consumidores, estaban expectantes por conocer de qué manera se iba a regular la producción de energía para uso propio. Para algunas tecnologías, como la fotovoltaica o la eólica de pequeña potencia, es un asunto que marcará su grado de desarrollo en España.

Pues bien, se disipó la incertidumbre, y aunque el sector no era optimista ni esperaba un Real Decreto especialmente favorable, habida cuenta de la poca sensibilidad que está demostrando el actual gobierno hacia la industria de las renovables, el borrador de Real Decreto ha supuesto un auténtico jarro de agua fría para el citado sector, que contempla estupefacto cómo, contraviniendo las directrices y políticas europeas, la normativa propuesta hace inviable en la práctica el autoconsumo de energía eléctrica.

Las claves del citado RD son las siguientes:

–          El Balance Neto no se contempla.

El balance neto es un mecanismo que permite intercambiar con el sistema eléctrico los excedentes de energía del autoconsumo instantáneo. Por ejemplo, en una vivienda, la energía eléctrica que se produce durante el día (cuando generalmente no hay mucho consumo), se vierte a la red y se compensaría con energía suministrada por la red durante la noche, haciendo balances mensuales.

El RD elimina esta posibilidad estableciendo que el balance de energía nunca podrá ser negativo (producir más de lo que se consume), y que ha de hacerse a partir de balances netos horarios, por lo que no es posible generar por la mañana, verter la energía a la red y consumirla por la noche. Este RD obliga a un autoconsumo instantáneo.

–          Los excedentes de energía se regalan.

Parece lógico pensar que la energía excedente que una instalación de autoconsumo vierte a la red debería estar retribuida de alguna forma, al menos a precio de mercado mayorista, pero no es así. Los excedentes horarios de energía podrán ser cedidas al sistema, sin retribución alguna. Es decir, con los saldos horarios no se puede compensar el desequilibrio producción vs consumo, y la cesión de los excedentes a la red no está remunerada.

–          Un nuevo concepto: “peaje de respaldo”

Por si los dos puntos anteriores no fueran suficientes barreras para el desarrollo del autoconsumo, se introduce un nuevo peaje que es un auténtico torpedo en la línea de flotación: el “peaje de respaldo”.

Este nuevo peaje es realmente una petición del oligopolio de la generación y distribución de energía, las grandes empresas asociadas en UNESA, y muy particularmente de IBERDROLA, que ya en abril de 2012 en una jornada sobre autoconsumo celebrada en Madrid, pedía el establecimiento de una “tarifa de peaje”. No se han molestado ni en buscar otro eufemismo.

Este peaje se justifica con el argumento de que las instalaciones de autoconsumo hacen uso de la red, y por tanto deben contribuir a su mantenimiento. Hasta ahí parece lógico, sin embargo, resulta que cuando la instalación de autoconsumo vuelca energía a la red lo hace sin generar beneficio ni  crédito alguno por la energía generada, pero debe pagar los costes de uso de la red por la que transita la energía que ha volcado. Pagar peaje de generación por una energía cedida gratuitamente es algo absurdo.

Pero lo más aberrante de todo, lo que no tiene ningún sentido, es que aunque no vuelques energía a la red también debas incurrir en el costo del “peaje de respaldo”. El peaje se pagará en función del kWh producido, no por el kWh vertido a la red, es decir, si instalas una fuente de generación que nunca haga uso de la red y por tanto solo reduce la cantidad de energía que compras de la misma, también hay que pagar el peaje. La única explicación posible es que se trate de un recargo que compense a las eléctricas por su menor venta.

La realidad es que la aplicación de este peaje de respaldo puede fácilmente duplicar plazo de amortización de una instalación fotovoltaica, desincentivando a los usuarios y condenando a muchas empresas, fundamentalmente del sector fotovoltaico.

En la Junta Directiva de ASA, consideramos que este RD es absolutamente contrario a los intereses de los ciudadanos, elimina la posibilidad de integrar fuentes de energías renovables en los edificios y entornos urbanos, haciendo imposible en España la consecución de los estándares de Edificio de Consumo de Energía casi Nulo (obligatorio desde 2020 en cumplimiento de una normativa europea), sin enfrentarse al problema de la dependencia energética (superior al 80%), y dificulta enormemente el cumplimiento de los objetivos medioambientales que como sociedad nos hemos impuesto.

De hecho, se da la paradoja absurda de que el Código técnico de la Edificación obliga a la instalación de energía fotovoltaica en ciertos casos, y este RD de autoconsumo grava con un peaje dicha instalación obligatoria.

Por todo lo anterior, desde la Junta Directiva de ASA pedimos que se rectifique el proyecto de RD para autoconsumo de manera que:

1-     Se habilite el mecanismo de balance neto. Ya que la facturación al usuario de la electricidad consumida será mensual, basada en mediciones reales, el saldo neto entre energía producida y consumida debería ser también mensual.

 

2-     En caso de que no se contemple el balance neto, cuando haya excedentes de energía (por ejemplo, en caso de viviendas vacacionales), éstos deberán ser retribuidos económicamente al ser vertidos a la red.

 

3-     Se elimine el peaje de respaldo.

 

4-     Se asocie una tasa de generación únicamente a los kWh vertidos a la red, y únicamente en el caso de que sea posible el balance neto o sean retribuidos económicamente.

 

5-     Se alinee el RD de autoconsumo a los objetivos y normativas europeas vigentes en materia de eficiencia energética y energías renovables, (RED, EPBD y EED) convirtiéndolo en un mecanismo que impulse la reducción de nuestra dependencia energética y las emisiones de gases de efecto invernadero, y nos permita como arquitectos avanzar en el desarrollo de edificios de elevada eficiencia energética, coherentes con el estándar de Edificio de Consumo de Energía casi Nulo.

  • Acceder al borrador del Real Decreto, aquí.

Para contactar con ASA:

Web de ASA

Facebook de ASA

Twitter de ASA

Correo de ASA: info@sostenibilidadyarquitectura.com

 

* Este artículo ha sido escrito con carácter divulgativo y sin ningún tipo de ánimo de lucro. Así que si te apetece compartirlo en cualquier otro medio, estaremos encantados de que lo hagas siempre y cuando cites el lugar donde lo has encontrado.

 

* ASA, Asociación Sostenibilidad y Arquitectura es una asociación de arquitectos y urbanistas que integra los trabajos que se llevan a cabo sobre sostenibilidad, medio ambiente, biodiversidad y cambio climático, para potenciar su aplicación, difusión, investigación y colaboración.

* Los editores de esta publicación digital no nos hacemos cargo de de los comentarios y  conceptos vertidos en los textos firmados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores.

* Tu comentario pudiera ser moderado, por lo tanto, antes de aparecer en la entrada, los editores de esta publicación digital nos reservamos el derecho tanto de editarlo (si fuera necesario, para hacerlo más legible) como de eliminarlo en el caso de que se usen expresiones incorrectas (descalificaciones, palabras malsonantes…). A su vez, si quieres comentar desde el anonimato puedes hacerlo, aunque, nosotros personalmente, agradecemos que tod@s nos podamos identificar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies