Marta Collado, socia de ASA, nos envía este artículo de opinión sobre el crecimiento de los barrios periféricos de Madrid desde su origen hace 201 años, hasta su estado hoy en día. Como ella cuenta, parte de una visita turística en la que ella ejerce de guía ante un grupo de amigos arquitectos y, según van avanzando en el recorrido, su visión se hace más crítica.

 

Turismo arquitectónico por la periferia de Madrid

La última burbuja inmobiliaria nos ha dejado en Madrid un sinfín de muestras de arquitectura contemporánea ya sea de uso residencial, terciario o de equipamientos que, desde hace años, se han convertido en motivo de visita por parte de estudiosos del fenómeno acontecido, así como en un nuevo reclamo de turismo arquitectónico.

Para entender el contexto del que deriva este fenómeno, es necesario echar una mirada retrospectiva al todavía vigente Plan general de ordenación Urbana de Madrid de 1997 (PGOUM/97). En efecto, con las grades “Operaciones Estructurantes” que preveía dicho Plan, se agotaba la capacidad del suelo del municipio de Madrid. La capacidad residencial total estimada sobrepasaba las 200 mil viviendas, teniendo en cuenta solo el suelo urbanizable, y de estas nuevas viviendas, más del 50% estaban sometidas a algún régimen de protección pública.

Estas grandes operaciones estructurantes se repartían por el territorio del municipio en tres áreas estratégicas: LA CORONA NORTE: en ella se inscriben Arroyo del Fresno, Montecarmelo, Las Tablas, Sanchinarro, Valdebebas, Ensanche de Barajas y Prolongación de la Castellana; LA ESTRATEGIA DEL ESTE: la más extensa de todas, incluye Los Cerros, Los Ahinojes, Los Berrocales, Ensanche de Vallecas, Valdecarros, Villaverde y La Atayuela y por ultimo; EL REMATE SUROESTE: con el Ensanche de Carabanchel y Campamento. (…)”

Imagen 1: nº de viviendas y edificabilidades para uso terciario e industrial previstas en las grandes operaciones estructurantes del PGOUM/97

Según datos del Ayuntamiento a fecha de enero de 2015, solo en estos desarrollos se han concedido 70.877 licencias de 1ª ocupación para viviendas. Aún lejos de las más de 200mil viviendas previstas, si cada vivienda es ocupada por una media de 2, 75 habitantes, estaríamos hablando de casi 190.000 habitantes, lo que equivale a toda la población de una ciudad intermedia como Sansebastián, por poner un ejemplo.

La estrategia del Ayuntamiento de Madrid, para dar salida al ingente volumen de viviendas de protección pública (más del 50% de las previstas), fue la de convocar, a través de la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS), una serie de concursos entre profesionales de reconocido prestigio a nivel internacional y de jóvenes arquitectos de cara a “promover la innovación, la capacidad de satisfacer las nuevas demandas sociales, y de dar  respuestas arquitectónicas que enriquecieran el paisaje urbano. Todo ello, bajo criterios de calidad y sostenibilidad mediante la utilización de sistemas eco eficientes y respetuosos con el medio ambiente”.

Del resultado de estas iniciativas derivan algunas de las muestras de arquitectura residencial contemporánea que despiertan el interés de oleadas de visitantes hacia la periferia de Madrid. Una de las cuestiones más evidentes, es la versatilidad con la que se resuelve la tipología de vivienda colectiva en manzana cerrada. Para ello fue necesario que en cada promoción, previo al proyecto de edificación, se desarrollara un Plan Especial o Estudio de Detalle y con ello modificar las condiciones de ocupación de la parcela para, de este modo, dar respuestas alternativas a la monotonía de la manzana convencional prevista por el planeamiento de desarrollo (PAU o PP).

Así, marcando una fuerte diferenciación respecto de las promociones de vivienda libre, las manzanas promovidas por la EMVS adoptan volumetrías diversas dando múltiples soluciones ante los mismos datos de partida de la manzana convencional. Desde el edificio Mirador,  de los arquitectos MVRDV y Blanca Lleó en Sanchinarro (Imagen 2), también conocido como “el agujero”, que levanta en altura la tipología de la manzana cerrada liberando el suelo para uso público, hasta la manzana diseñada por el arquitecto estadounidense Thomas Mayne, ganador del Premio Pritzker, y Begoña Díaz Urgorri en el PAU de Carabanchel (Imagen 3) que, ocupando toda la superficie de la manzana, juega con la retícula horizontal de casas patio y la verticalidad de viviendas en altura, mezclando tipologías que propician diversos ambientes y una singular presencia en el barrio; pasando por todas las variantes imaginables (Imágenes 4,5,6,7 y 8).

Imagen 2: Edificio Mirador, MVRDV y Blanca Lleó (2005). PAU de Sanchinarro

Imagen 3: Thomas Mayne y Begoña Díaz Urgorri (2006). PAU de Carabanchel

Sin duda un auténtico laboratorio de arquitecturas a escala real. En el trascurso de la visita, surge la inevitable pregunta de si estas iniciativas han dado los resultados esperados. A saber, ¿se ha satisfecho las nuevas demandas sociales?, ¿la variedad de respuestas arquitectónicas ha enriquecido el paisaje urbano?, ¿son sostenibles estos nuevos barrios?

Lo cierto es que las expectativas generadas ante este esfuerzo por innovar se esfuman en una visita fugaz al comprobar que la variedad de respuestas arquitectónicas y el lucimiento de los arquitectos a través de soluciones grandilocuentes no implican un enriquecimiento del “paisaje urbano” si no existe un buen “diseño urbano” previo. Por otro lado es lamentable apreciar que algunas de estas promociones, con tan solo 7 años de vida, presentan ya importantes patologías debidas, unas veces, al estallido de la burbuja inmobiliaria que dejó a algunas empresas constructoras adjudicatarias al borde de la quiebra con serios problemas para finalizar las obras y otras veces debido, simplemente, a la elección de materiales o respuestas técnicas inadecuadas, lo cual ha revertido en el descontento de sus moradores y en no pocas demandas al ayuntamiento.

Imagen 4: Edificio Bambú, Foreign office archects, Farshid Moussavi y Alejandro Zaera Polo (2007). PAU de Carabanchel

Imagen 5: Marien Brieva y Hugo Araujo (2009). PAU de Vallecas.

Imagen 6: Enrique Barrera y Cesar de la Cueva, HAIKU arquitectura (2009). PAU de Vallecas

Imagen 7: Guillermo Vázquez Consuegra (2012). PAU de Vallecas

 Imagen 8: María Hurtado, Cesar Jiménez y José María Hurtado (2009). PAU de Vallecas

Además, el abandono del mantenimiento de las generosas zonas verdes y espacios libres, de un alto coste, hace que poco a poco todo se vaya degradando y la falta de vida urbana debida a la encorsetada zonificación de las distintas actividades urbanas provoca un ambiente, a veces, inhóspito y desolador.

Otra de las cuestiones más llamativas radica en que la gestión y urbanización de estos gigantescos desarrollos se ha llevado a cabo, en la mayoría de los casos, mediante una única Unidad de Ejecución, esto es, en una única fase, sin estimar los posibles costes territoriales y ambientales que todo proyecto territorial-urbanístico suele conllevar. Esto implica que algunos de los desarrollos en los que aún no ha comenzado la construcción de la edificación, por cuestiones obvias, ya están prácticamente urbanizados como es el caso de El Cañaveral que tiene ejecutadas el 85% de las obras de urbanización de una superficie de 5.388.384 m2de suelo o, por ejemplo, el caso de Valdebebas que a pesar de tener construidas solo el 39% de las viviendas previstas, ya tiene urbanizado el 100% de la superficie del ámbito, nada más y nada menos que 10.649.176 m2 de suelo.

¿Cuantos años más tendrán que esperar estos suelos deteriorándose poco a poco, hasta que exista una demanda real de viviendas en Madrid?

Un estudio sobre la ocupación de suelo aplicado a la comunidad de Madrid, refleja que el municipio de Madrid figura entre los pocos que pierden población en el periodo 1980-2005, debido al modelo de crecimiento imperante de conurbación difusa que irradia el crecimiento hacia puntos cada vez más alejados de la capital (Naredo & García Zaldívar, 2008). Además, la población de la comunidad de Madrid comienza a decrecer en el año 2014. Ante estos datos de población y las expectativas de recuperación económica no parece que vaya a darse una demanda real a corto plazo, sobre todo si tenemos en cuenta el importante stock de viviendas existente hoy día.

A pesar de ello, la prensa se hace eco reiteradamente de la recuperación del sector de la construcción y de cómo vuelven a aparecer las grúas en el horizonte madrileño.

Huelga decir que los procesos de consolidación de barrios son largos (solo han pasado 15 años desde que comenzó su construcción), sin embargo ya podemos apreciar algunos signos evidentes que nos alertan sobre lo que estamos haciendo mal.

Cierto es que la realidad de la periferia de Madrid es la consecuencia de la política urbanística plasmada en el PGOUM/97. En efecto, los planes de ordenación municipal son los instrumentos técnicos que posibilitan la transformación urbanizadora del territorio. Se trata, por tanto, de instrumentos que tienen naturaleza reguladora y jurídica o mejor dicho, citando a José Fariña, son “una norma jurídica destinada a blindar las inversiones inmobiliarias. Esto significa que ni tan siquiera el funcionamiento urbano es prioritario sino que lo prioritario es el mantenimiento del negocio del suelo” (Fariña J, 2014).

Pero también es cierto que se puede aprender de los errores y se pueden cambiar las políticas urbanísticas. Teniendo en cuenta que aún quedan 37.316 viviendas pendientes de construir en los desarrollos iniciados del vigente PGOUM/97, en el contexto actual, frenar la inercia especulativa desclasificando el suelo urbanizable que no se ha desarrollado podría ser una buena opción.

Otras medidas a tener en cuenta pasarían por incorporar nuevos usos compatibles para recuperar la vocación agronómica de las “zonas verdes” (o mejor dicho marrones), como huertos, granjas, o incluso centros de generación de energía renovable, lo que podría generar nuevos puestos de trabajo y potenciar, además, la economía local y también sería una fuente de riqueza para el propio ayuntamiento; facilitar la mezcla de usos tanto en la edificación residencial como de terciario y facilitar la adaptación de los usos de los equipamientos a las necesidades cambiantes de los residentes para enriquecer la vida urbana y; repensar el diseño urbano de estos desarrollos haciéndolos más amables y habitables.

En suma, sería necesario llevar a cabo estudios pormenorizados de cada caso con una estrecha participación y colaboración ciudadana.

 

 

 

Madrid, 21 de mayo de 2015

Marta Collado Lara

Arquitecta urbanista

 

Referencias:

Ayuntamiento de Madrid (2015). http://www.madrid.es/portales/munimadrid/es/Inicio/El-Ayuntamiento/Urbanismo-y-vivienda/PAUS-y-otros-desarrollos-urbanisticos?vgnextfmt=default&vgnextoid=be2bffe54fbcd010VgnVCM1000000b205a0aRCRD&vgnextchannel=8dba171c30036010VgnVCM100000dc0ca8c0RCRD

EMVS (2015). http://www.emvs.es/Paginas/Home.aspx

Evolución de la población de la Comunidad de Madrid (2015). http://www.madrid.org/iestadis/fijas/estructu/demograficas/padron/s_pcdr.htm

Fariña J. (2014). Viaje a la periferia. http://elblogdefarina.blogspot.com.es/2014/12/viaje-la-periferia.html

Naredo J. M. & García Zaldívar R. (2008). Estudio sobre la ocupación de suelo por usos urbano-industriales, aplicado a la Comunidad de Madrid. Madrid (España). http://habitat.aq.upm.es/oscam/ ”

 

Acceder al artículo en pdf, AQUÍ

 

Para contactar con ASA: 

Web de ASA 

Facebook de ASA 

Twitter de ASA 

Correo de ASA: info@sostenibilidadyarquitectura.com

 

* Este artículo ha sido escrito con carácter divulgativo y sin ningún tipo de ánimo de lucro. Así que si te apetece compartirlo en cualquier otro medio, estaremos encantados de que lo hagas siempre y cuando cites el lugar donde lo has encontrado. 

 * ASA, Asociación Sostenibilidad y Arquitectura es una asociación de arquitectos y urbanistas que integra los trabajos que se llevan a cabo sobre sostenibilidad, medio ambiente, biodiversidad y cambio climático, para potenciar su aplicación, difusión, investigación y colaboración. 

* Los editores de esta publicación digital no nos hacemos cargo de de los comentarios y  conceptos vertidos en los textos firmados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. 

* Noticia seleccionada por Stepienybarno http://www.stepienybarno.es/blog/ _ CM de ASA 

* Tu comentario pudiera ser moderado, por lo tanto, antes de aparecer en la entrada, los editores de esta publicación digital nos reservamos el derecho tanto de editarlo (si fuera necesario, para hacerlo más legible) como de eliminarlo en el caso de que se usen expresiones incorrectas (descalificaciones, palabras malsonantes…). A su vez, si quieres comentar desde el anonimato puedes hacerlo, aunque, nosotros personalmente, agradecemos que tod@s nos podamos identificar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies