Desde El País

Cinco empresas pusieron sus ojos en el subsuelo de España a principios de esta década. Prometían que el milagro del gas esquisto de EE UU podía exportarse y llegar hasta aquí. El Gobierno del PP apoyó el empleo del fracking—la técnica con la que se extrae ese tipo de gas— para rebajar la casi absoluta dependencia nacional de los hidrocarburos del exterior. Pero el fuerte rechazo social —al que se sumaron alcaldes y autonomías— y los bajos precios del gas han hecho fracasar esos planes. Las cinco empresas han renunciado a usar la fractura hidráulica.

>>> Sigue leyendo

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

 SUSCRÍBETE AL BOLETÍN DE NOTICIAS DE ASA

¿Quieres estar al día de la actividad de ASA, los proyectos de nuestros socios y las noticias más relevantes sobre arquitectura y urbanismo sostenible? 

¡Gracias por tu suscripción! Recibirás el boletín de noticias de ASA cada 15 días en el correo que nos has facilitado. Si no lo recibes comprueba tu bandeja de SPAM.