Ayer pudimos asistir en el Ministerio de Fomento a la presentación de la primera versión de la nueva Agenda Urbana Española, un documento estratégico no normativo que se abre a la participación de la sociedad civil mediante esta jornada. La AUE toma como referencia la Agenda Urbana de Naciones Unidas y la Agenda Urbana Europea, documentos que nacen en  2015 cuando 150 jefes de estado aprueban los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODs).

El objetivo 11 es el más complejo de todos, es una agenda dentro de la propia agenda. Es una palanca para el cumplimiento del resto de ODs: conseguir que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

En el caso de aplicación España este Objetivo 11 es el que define la nueva agenda urbana española. España en estas cuatro características en dos de ellas tiene buena nota las otras dos están todavía muy lejos de su implantación en cumplimiento.

  • Seguridad: es el tercer país con menor número de muertes violentas en Europa
  • Inclusión:  se puede decir que España es un país ha adoptado el integrado a distintas personas
  • Los otros dos retos sostenibilidad y residencia todavía España es un país que no está a la orden del día en adaptación y mitigación al cambio climático somos un territorio muy expuesto ante estos avatares por los kilómetros de costa que dispone nuestro territorio y la orografía.

¿Qué es en lo que pretende? Que sea un documento que avance hacia unas ciudades más sostenibles ambiental, económica y socialmente.

dig

dig

España parte del modelo urbano mediterráneo de ciudad compacta en el que el peatón era el protagonista, pero esto no se ha mantenido y se ha ido aumentando la densidad y adaptando la ciudad a los vehículos en lugar de los peatones. De 50 viviendas por hectárea hemos pasado, en los nuevos desarrollos urbanos, a 20 viviendas por hectárea.

Además, en estas nuevas ciudades hemos eliminado la diversificación y mezcla de los usos que existían en la ciudad mediterránea. Esta desintegración de usos genera la dependencia de los desplazamientos largos y, por lo tanto, el uso del coche.

Acompañando a todos estos cambios, se han gestionado mediante una normativa muy compleja que hay que corregir. No se puede tardar cinco años en aprobar un PGOU en una sociedad tan cambiante como ahora que está haciendo que el planeamiento nazca obsoleto. Por el contrario, nuestras ciudades generan desarrollos urbanos simples que dan salida simplemente a las necesidades matemáticas de los aprovechamientos marcados por los PGOU.

Debemos recuperar el modelo urbano mediterráneo que nos ha caracterizado, un modelo de ciudad en el que sea más fácil relacionarse, haya una diversidad de usos conviviendo lo que genera tensión urbana y calles con vida.

A la par que la Agenda Urbana Española se está generando la Agenda 2030 Española. Un documento donde se pormenoriza los diecisiete ODS en el marco urbano español. Este documento o se presentará en julio en Nueva York, en la reunión de Naciones Unidas.

Para cambiar este modelo de desarrollo, que está obsoleto, sería necesaria una coordinación desde el Estado de la cooperación que, de forma transversal, permita participar al mismo nivel a las comunidades, los municipios y la sociedad. El documento que nos presentan ahora es la versión cero y están abiertos a recibir cualquier aportación o creación grupos de trabajo para su revisión pues quieren que sea un documento de todos.

> Ver La Agenda Urbana Española

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies