Mariluz Baldasano, Vocal JD de ASA y moderadora del Encuento, nos manda la siguiente crónica que esperamos que sea de vuestro interés!

Encuentros ASA 2.014: Impulsando la transformación.

ENCUENTRO 02: REHABILITACIÓN ENERGÉTICA CON CALIFICACIÓN A.

 

El pasado 17 de febrero tuvo lugar en la sala Roca Madrid Gallery el segundo Encuentro ASA, donde hablamos de dos casos prácticos de edificios rehabilitados y que obtuvieron la calificación energética A.

El primer ponente fue Pablo Carbonell (Ecoproyecta), arquitecto murciano y socio de ASA, que nos contó el inspirador ejemplo de cómo se reformó y amplió el edificio destinado a alojar el Boletín Oficial de la Región de Murcia (http://www.ecoproyecta.es/certificacion-energetica-borm/).

 

Pablo nos mostró otra forma de acometer arquitectónicamente un edificio: el cuidado y el respeto a lo existente, pero con la suficiente determinación como para marcar un antes y un después.

 

El planteamiento consistió en dar una solución a la distribución de los espacios, que carecían de un funcionamiento sólido, y se les dio la vuelta hasta tal punto que el espacio más residual, el patio interior, adquiría un gran protagonismo en la nueva versión del edificio.

 

Este nuevo jardín pasó a ser el corazón, despertando y cobrando vida, junto con el resto de elementos sobre los que se actuó, como bajo el efecto de la varita que diera vida a algún muñeco conocido: fachada que pasó de ser “pasiva” a “activa”, gracias al tratamiento de lamas pensadas y dispuestas en función del ángulo de incidencia solar como elemento de protección; cubriciones compuestas por paneles fotovoltaicos –que no al revés, paneles colocados sobre las cubiertas- para crear sombra sobre el jardín interior y sobre los espacios de aparcamientos; un circuito para recoger y conducir las aguas de lluvia que contribuye al riego del jardín, a la vez que aporta renovación de agua en los sistemas de climatización.

 

En este edificio, todos los agentes sobre los que se actuó se vuelven colaborativos: todos participan en el funcionamiento energético, como si se tratara de un organismo vivo. Comparando el antes y el después se podría pensar en el cambio de una foto en blanco y negro, donde el tiempo se detiene, a un sistema en color y en movimiento.

 

Nuestro segundo caso era muy diferente: en el edificio de oficinas Zurich, en la trama urbana de Madrid, era condición del promotor obtener una calificación A para adjudicar el proyecto y la obra. El reto residía en conseguirlo sin poder intervenir apenas en la fachada, en un edificio con dos fachadas opuestas norte-sur, y donde las oficinas que daban a una orientación debían estar completamente independizadas de las que daban a la otra, incluyendo las instalaciones. Los arquitectos Eduardo Gómez, Inmaculada Díaz y José Manuel Granados, junto con los ingenieros Ramón Gurumeta y Laudelino Sánchez de León, de Atei consultores, nos contaron cómo lograron su objetivo en un tiempo record. Uno de los puntos en los que insistieron es que sin la colaboración mutua de ambos equipos -donde las decisiones sobre el proyecto se iban haciendo conjuntamente- hubiera sido imposible.

 

El enfoque de la intervención, en este ejemplo, era más constructiva que arquitectónica y había unas dificultades añadidas que hacían el reto aún mayor: diferentes alturas de forjados que hacían rozar, en el estado inicial, la mínima altura libre permitida en normativa; una oficina bancaria en planta baja que no podía dejar de funcionar durante la obra y que, por tanto, impedía actuar desde ella en el edificio; poco espacio en cubierta para colocar los dispositivos de aporte de energía que permitieran alcanzar una calificación A; y un proyecto que se tenía que hacer con unos datos de partida del edificio a partir de planos existentes y poca información in situ, ya que durante el proyecto el edificio estaba ocupado por inquilinos y no se podía interferir en su dinámica de trabajo. Esto supuso modificar el proyecto durante la obra, una vez se comprobó que las dimensiones de huecos de instalaciones no coincidían con lo contemplado en proyecto.

 

La clave para obtener la A interviniendo en fachada sólo a nivel de aislamiento interior – huecos, y teniendo como premisa un funcionamiento energético independiente de cada una de las oficinas -con orientaciones opuestas- fue considerar cada una de las oficinas como unidades independientes. Se aislaron perimetralmente, teniendo que adaptarse a los condicionantes de altura libre existente.

 

El cambio de carpintería se hizo con la premisa de obtener el máximo aislamiento posible. Una de las intervenciones que me llamó la atención -por no verse hoy en día en las obras españolas- fue un sistema que se utiliza en el estándar passivhaus: en el recibido de la carpintería en fachada, entre el premarco y la fábrica, se colocaba una membrana de neopreno para garantizar la hermeticidad del encuentro constructivo y evitar puentes térmicos. La empresa suministradora de este producto, en este caso, era Soudal, a la cual estamos doblemente agradecida porque patrocinaron este Segundo Encuentro Impulsando la transformación.

 

Los sistemas activos de aporte energético se buscaron que fueran de alta eficiencia: se pensó en los productos y modelos que se adaptaran específicamente a las necesidades de este edificio con todas sus peculiaridades y que funcionaran energéticamente, de forma complementaria, a las estrategias pasivas que se estaban considerando (ni más, ni menos). Toshiba suministró los equipos de climatización, y junto con Soudal, fue el segundo patrocinador del Encuentro por su implicación e interés por la eficiencia energética en la arquitectura, en lo que la empresa llama Eficiencia Inteligente. Como dato más del edificio podríamos destacar que el sistema de iluminación en el garaje se cubre 100% con el aporte solar.

 

El Encuentro fue un éxito y se alargó más de lo previsto, la curiosidad de los asistentes era insaciable. Recordaros que este ciclo Impulsando la transformación pretende ser una puesta en común de experiencias de amigos, colaboradores y socios de la ASA, en relación con temas que enlazan directamente la sostenibilidad y la arquitectura. Tienen lugar un lunes al mes durante el primer semestre del año, gracias a la amable colaboración de Roca que, una vez más, comparte su espectacular espacio showroom para apoyar iniciativas de ASA.

 

Agradecer el apoyo de Soudal (www.soudal.com, Manuel Medina) y de Toshiba (www.toshiba-aire.es, Fernando González), que hizo posible, junto con Roca Madrid Gallery, la materialización del Encuentro. Y, como moderadora del mismo, igualmente agradecer la calidad e implicación de los ponentes: entre todos los asistentes se creó un ambiente dinámico y cercano donde se compartieron experiencias muy enriquecedoras para encaminarnos hacia un desarrollo sostenible, impulsando la transformación.

 

Mariluz Baldasano

Vocal JD de ASA y moderadora del Encuento

Acceder a las presentaciones:

ASA Roca Madrid Gallery 2014-02

presentación ATEI

Presentación Zurich

Presentación Zurich 2.

 

Para contactar con ASA:

Web de ASA

Facebook de ASA

Twitter de ASA

Correo de ASA: [email protected]

 

* Este artículo ha sido escrito con carácter divulgativo y sin ningún tipo de ánimo de lucro. Así que si te apetece compartirlo en cualquier otro medio, estaremos encantados de que lo hagas siempre y cuando cites el lugar donde lo has encontrado.

 

* ASA, Asociación Sostenibilidad y Arquitectura es una asociación de arquitectos y urbanistas que integra los trabajos que se llevan a cabo sobre sostenibilidad, medio ambiente, biodiversidad y cambio climático, para potenciar su aplicación, difusión, investigación y colaboración.

* Los editores de esta publicación digital no nos hacemos cargo de de los comentarios y  conceptos vertidos en los textos firmados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores.

* Noticia elaborada  por Stepienybarno http://www.stepienybarno.es/blog/ _ CM de ASA

* Tu comentario pudiera ser moderado, por lo tanto, antes de aparecer en la entrada, los editores de esta publicación digital nos reservamos el derecho tanto de editarlo (si fuera necesario, para hacerlo más legible) como de eliminarlo en el caso de que se usen expresiones incorrectas (descalificaciones, palabras malsonantes…). A su vez, si quieres comentar desde el anonimato puedes hacerlo, aunque, nosotros personalmente, agradecemos que [email protected] nos podamos identificar.