ASA-Sostenibilidad-blog-energia-renovable-el-pais-anatxu-zabalbeascoa

Por  Anatxu Zabalbeascoa Desde Del Tirador a la Ciudad, El País

“El arquitecto Josep Bunyesc ha dicho basta. Está a punto de desenchufarse de la red eléctrica. “Las renovables son perfectamente competitivas y más baratas que las fuentes de energía tradicionales (carbón, gas…) ¿Qué está pasando? ¿Por qué no nos es posible pasarnos a las renovables con mayor celeridad?”, pregunta. Bunyesc sostiene que “las trabas que pone la clase política al desarrollo de energías alternativas (solar por ejemplo) indican falta de libertad y van más allá del daño a los derechos humanos”. Argumenta quelas casas que producen más energía de la que consumen son una realidad. Son viables. Pero las están frenando: “nuestro país no es que no impulse las renovables es que las multa, las persigue y hace que sus promotores sean tratados como delincuentes”. El arquitecto ilerdense asegura sentirse agredido como persona y ciudadano por eso está dispuesto a desenchufarse: “aunque no les guste a los de arriba, hay que agujerear las redes con las que nos encierran”, ha declarado. Puede parecer exagerado, sin embargo lo que en España está penado, en Francia se llama energía positiva: “ producir en el propio edificio más energía de la que se consume para cederla a la comunidad”, explica el arquitecto Andrés Perea.

 

Aunque en la reciente COP21 de París EEUU y China han anunciado que se van a tomar en serio los problemas medioambientales que hacen del Mundo un planeta insostenible, la propia normativa de la Unión Europea demuestra que una cosa es la teoría y otra la práctica. Para 2018 está previsto que el 90% de la energía que necesite cualquier edificio provenga de energías renovables. Lo mismo está anunciado para las viviendas dos años después. Pero en la mayoría de escuelas de arquitectura españolas no se enseña cómo hacerlo. Tal vez por eso, desde la Asociación Sostenibilidad Arquitectura (ASA) han decidido publicar un manifiesto que urge a concretar la acción política a favor de una ética ecológica.

 

Así, el profesor de la Universidad Europea de Madrid, Andrés Perea, le da la razón a Bunyesc. Asegura que en otro países, como Italia, desenchufarse de la red eléctrica está legislado, mientras que “en España no sólo no se facilita sino que, por el contrario, está gravado de amenazas y peajes mientras se dilata todo lo posible el proceso”. Perea explica también que otros países ya han definido lo que significa energía casi nula (algo que España se ha comprometido a hacer para 2018) y afirma que esto sucede mientras tenemos una de las energías más caras de Europa. ¿No tendrán ambos datos relación? ¿Cómo lidiar con los monopolios de las eléctricas? Interviniéndolas o nacionalizándolas”, defiende. Propone redistribuir los costes energéticos según modelos que trasladen el peso de los mismos de los sectores menos privilegiados a los más privilegiados.

 

El presidente de ASA, el doctor arquitecto Miguel Ángel Díaz Camacho, va más allá. Declara que “resulta absolutamente esquizofrénico presionar a la Unión Europea para que no se limiten las emisiones de los nuevos vehículos mientras se continúa subvencionado al automóvil, se favorecen nuevas prospecciones petrolíferas a pesar del rechazo autonómico (Canarias), se prolonga la vida de las centrales nucleares o se ponen palos en las ruedas de las renovables penalizando el autoconsumo”. ¿Cómo se puede acudir a la COP21 de París reivindicando el cambio climático como una prioridad nacional con ese bagaje?”, se pregunta.

 

En su opinión, “Las presiones económicas y la visión cortoplacista del gobierno, carente de un programa estructural a corto y medio plazo para la transformación (real) del impacto ambiental del estado, convierten las declaraciones ante la ONU en un espectáculo debuenismo mediático inaceptable”.  Para Díaz Camacho, por desgracia, sigue vigente el slogan que luciera en su camiseta Juan López de Uralde en la fallida cumbre de Copenhague 2009 – COP15 (y que casi le cuesta una buena temporada en la cárcel): «politicians talk, leaders act«.

 

Bunyesc está actuando. También, desde ASA, quieren hacerlo con un manifiesto que concreta el problema y propone una solución. Léanlo a continuación. (…)”

 

 

Acceder al Manifiesto, AQUÍ

 

 

 

Para contactar con ASA: 

Web de ASA 

Facebook de ASA 

Twitter de ASA 

Correo de ASA: [email protected]

 

* Este artículo ha sido escrito con carácter divulgativo y sin ningún tipo de ánimo de lucro. Así que si te apetece compartirlo en cualquier otro medio, estaremos encantados de que lo hagas siempre y cuando cites el lugar donde lo has encontrado. 

 * ASA, Asociación Sostenibilidad y Arquitectura es una asociación de arquitectos y urbanistas que integra los trabajos que se llevan a cabo sobre sostenibilidad, medio ambiente, biodiversidad y cambio climático, para potenciar su aplicación, difusión, investigación y colaboración. 

* Los editores de esta publicación digital no nos hacemos cargo de de los comentarios y  conceptos vertidos en los textos firmados por otras personas, siendo éstos de responsabilidad exclusiva de sus autores. 

* Noticia seleccionada por Stepienybarno http://www.stepienybarno.es/blog/ _ CM de ASA 

* Tu comentario pudiera ser moderado, por lo tanto, antes de aparecer en la entrada, los editores de esta publicación digital nos reservamos el derecho tanto de editarlo (si fuera necesario, para hacerlo más legible) como de eliminarlo en el caso de que se usen expresiones incorrectas (descalificaciones, palabras malsonantes…). A su vez, si quieres comentar desde el anonimato puedes hacerlo, aunque, nosotros personalmente, agradecemos que [email protected] nos podamos identificar.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies