Al analizar la superficie del planeta, se estima que un 71% está cubierto de agua. De la cantidad total, el 96,5 % es agua salada y se distribuye entre los océanos; mientras que el restante 3,5% es agua dulce que se encuentra a nivel superficial en forma de ríos y arroyos, a nivel subterráneo en forma de acuíferos naturales, y en forma de hielo en los polos y cimas de montañas.

>>>> Sigue leyendo 

Desde Ambientum