Está previsto que el uso de vehículos eléctricos prospere en toda Europa. Es un hecho que podría ayudar a abrir camino a un sistema de transporte por carretera más ecológico, pero que también podría presentar dificultades en relación con la cobertura de la demanda energética y la inversión en la infraestructura necesaria.

>>> Sigue leyendo