El pasado viernes 11 de octubre ASA asistió al grupo de trabajo de la revisión de la Estrategia a largo plazo para la Rehabilitación Energética en el Sector de la Edificación en España (ERESEE). La jornada estaba convocada por la Dirección General de Arquitectura y Suelo en colaboración con Green Building Council España (GBCe).

La reunión mantuvo un tono crítico por lo poco conseguido con las estrategias ERESEE vigentes hasta el momento, habiéndose planteado en ellos el objetivo de hacer una una rehabilitación profunda de 300.000 viviendas para el año 2050 y en la necesidad de no disociar la rehabilitación del urbanismo hacia la descarbonización global fijada por los países de la Unión Europea.

La revisión del documento se realizará a través de diversos encuentros en octubre con diferentes ejes temáticos que irán trabajando en la redacción de una actualización del ERESEE. En todas ellas estará presente ASA.

La última revisión de la ERESEE se realizó en 2017 y tal como marca Europa, España debería presentar una nueva revisión en 2020 adaptada a las nuevas regulaciones aparecidas, siendo éstas:

  1. La revisión aprobada en 2018 de la Directiva 2018/844 de Eficiencia Energética de los Edificios (EPBD)
  2. La Agenda Urbana Española, de abril de 2019. 

Qué es la ERESEE:

El artículo 4 de la Directiva 2012/27/UE del Parlamento Europeo relativa a la eficiencia energética señala que:

“Los Estados miembros establecerán una estrategia a largo plazo para movilizar inversiones en la renovación del parque nacional de edificios residenciales y comerciales, tanto público como privado”.

España entregó en 2014 con el título “Estrategia a largo plazo para la Rehabilitación Energética en el sector de la edificación en España, en desarrollo del artículo 4 de la Directiva 2012/27/UE” (en adelante ERESEE 2014), la primera versión de la misma. Tal y como indica ese mismo artículo, las estrategias deben revisarse cada 3 años y remitirse a Comisión Europea en el marco de los Planes Nacionales de Acción para la Eficiencia Energética (PNAEE). De este modo, la estrategia sufrió una revisión en 2017 cumpliéndose de nuevo el trienio marcado en la Directiva teniéndose que someter de nuevo a su revisión. En este contexto, se convocó la reunión de revisión para dar forma a la ERESEE 2020 liderada por el Ministerio de Fomento.

¿Qué marca la revisión del 2018 de la EPBD?

Directiva (UE) 2018/844 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 30 de mayo de 2018, por la que se modifica la Directiva 2010/31/UE relativa a la eficiencia energética de los edificios (Energy Performance of Buildings Directive, EPBD)  y la Directiva 2012/27/UE relativa a la eficiencia energética.

La directiva europea 2018 establece nuevos criterios de cara a hablar de la rehabilitación que abren el concepto de Rehabilitación Energética a un concepto más amplio que incluye la visión de la rehabilitación desde la Pobreza Energética, incluyendo los beneficios para la salud de los edificios rehabilitados.

Además, enfatiza la importancia emergente de las soluciones digitales y promueve la implementación del Indicador de preparación inteligente de los edificios (Smart Readiness Indicator) que trata de detectar las necesidades de los usuarios, los edificios y su consecuencia en las redes de distribución de energía. Lo que se traduce en que las rehabilitación se piensen con obras adaptables a futuros cambios.

¿Y la Agenda Urbana Española?

La Agenda Urbana Española (AUE) es un documento estratégico que, de conformidad con los criterios establecidos por la Agenda 2030, marca las pautas para el desarrollo urbano sostenible. Por lo que la rehabilitación está presente tanto en su diagnóstico del país yen el decálogo de políticas urbanas sostenibles, como en el análisis para detectar las circunstancias de cada ámbito territorial.

En ella se establece la mitigación y, sobre todo, la adaptación al cambio como puntos relevantes en la lucha contra el cambio climático con la planificación urbanística como parte fundamental:

  • La planificación permite la reducción de emisiones en distintos campos. Previene y reduce los efectos del cambio climático.
  • La densificación inteligente de las ciudades. Revitalización de la ciudad existente.
  • Los mapas de riesgo y clima urbanos. Gestión de los recursos para favorecer la economía circular.

Esta revisión de la ERESEE 2020 tratará de ser una modificación dinámica y abierta que permita su adaptación a todos estos cambios que están aconteciendo.